Inicio    I    Mapa del Sitio    I    Contacto

rushessays

Inicio  >  Representación  >  Perfil Senadores  >  Heinz Siegfried Vieluf Cabrera
  Heinz Siegfried Vieluf Cabrera,
  Senador de la República por la Provincia Montecristi, PLD.

Oficina Provincial

Cuando se conmemoraba un aniversario más de la célebre Batalla de las Carreras, el día 30 de marzo de 1959, en la clínica Corominas de Santiago, Republica Dominicana, nace Heinz Vieluf Cabrera. El señor Siegfried Vieluf de nacionalidad Alemana (fallecido) y Ligia Cabrera de Vieluf, dominicana oriunda de Guayubín, provincia de Montecristi, son sus padres.

En el 1967, su padre decide trasladarse a los Estados Unidos. Después de trabajar como asalariado decide poner tienda aparte y traer toda la familia desde Santiago a New York, en 1970.

Heinz es el segundo de cuatro hermanos: Harry el primero, Lutzi y Maria. Cursó estudios primarios en “ST. Mathew’s School,” y la secundaria en “La Salle Academy”. Mientras estudiaba, mostró devoción al trabajo y afán de superación. Es por eso que trabajó paleando nieve, cuando ocurrían grandes nevadas y como despachador en una estación de combustibles.

Con el producto de sus propios ahorros, tuvo el coraje de incursionar como empresario artístico, contratando las agrupaciones musicales del momento para amenizar fiestas en las principales discotecas de Rhode Island. Entre ellas se cuentan: Milly Quesada, Fernadito Villalona y Johnny Ventura entre otros.

Se graduó de Administrador de Empresas en la Universidad de “Bryant College,” Massachussets. Esta casado desde el 1981 con la dominicana Denis De Jesús Sosa.

En el año 1980, se incorpora en New York, a trabajar en la fábrica de embutidos fundada por su padre siegfried Vieluf, que en ese entonces se llamaba “Cima Meat Products, Inc.” cuyo producto principal era el famoso Salami Campesino. Dos años más tarde a Heinz se le da la responsabilidad de la dirección de la empresa. Una de sus primeras iniciativas fue cambiar el nombre de la empresa a “Cibao Meat Products, Inc” y la introducción de nuevas marcas en el mercado. Esas dos iniciativas trajeron como consecuencia que Cibao Meat, creciera en popularidad y se convirtiera en la número uno en ventas de Salami en el mercado hispano.
Washington Heights, fue la cuna de la naciente empresa que resultó pequeña para hacer frente a la creciente demanda. El Sr. Vieluf, teniendo una visión clara del negocio decide aprovechar la oportunidad para ampliar y modernizar a Cibao, comprando maquinarias nuevas, de mayor capacidad de proceso y más eficientes. En el 1993 se traslada al Bronx a sus nuevas instalaciones.

El Señor Heinz Vieluf Cabrera, ha tenido una participación activa en el aporte de soluciones a algunos de los problemas de la comunidad hispana en los Estados Unidos y en especial la dominicana. Como testigo descansan, en su oficina, un gran número de placas de reconocimiento de las diferentes organizaciones e instituciones del área Triestatal de New York, New Jersey y Connecticut.

También ha contribuido con su participación y ayuda económica a la consolidación y al logro de las metas de dos grandes organizaciones: La Asociación Nacional de Supermercados (NSA) y la Asociación de Bodegueros en los Estados Unidos (ASOBEU),

Es miembro fundador del Grupo Presencia y Raíces, agrupación de carácter social muy apetecida por los candidatos a posiciones políticas en Republica Dominicana. Esta agrupación juega un papel importante e incide en la política dominicana por el aporte que puede brindar, tanto en el aspecto económico, como por el gran número de adeptos.

La inquietud de Heinz Vieluf Cabrera, no se limita solo a los Estados Unidos. El no olvida sus raíces y esta consciente de los problemas de los moradores de la provincia de Montecristi, de donde es su madre. Es por eso que organiza la “Fundación Heinz Vieluf Cabrera”.

El objetivo de la fundación es contribuir junto a las comunidades, Iglesias, Clubes y otras instituciones sociales y de servicios, a la solución de problemas de la provincia de Montecristi, que durante años ha sido olvidada por las iniciativas gubernamentales.

La Fundación es la cristalización de una idea que él había gestado desde que se inició en la política, militando en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en el 1980. En ese entonces seguía, de manera personal, a su líder y amigo el Lic. Jacobo Majluta, quien al formar tienda aparte con la creación del PRI, se llevo consigo a sus más fieles seguidores, entre los que se encontraba el señor Vieluf. La muerte a destiempo del Lic. Majluta, en el 1996, no ha sido excusa para que Heinz no haya seguido colaborando de manera permanente con el PRI.

En NewYork, conoce al Dr. Leonel Fernández Reina, en su primera campaña proselitista, estableciendo una creciente amistad. La relación existente entre ambos hace que el Sr. Heinz se dedique, desinteresadamente, a hacer campaña para lograr un Diputado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en la provincia de Montecristi. El objetivo fue logrando en 1998 al sacar victorioso el candidato a diputado por el PLD.

La sensibilidad, sencillez y altruismo demostrados, a través de la Fundación, con las ayudas a los necesitados de la provincia, manifestados en acciones tales como: repartir agua gratis en camiones cisterna a los pobladores de las Costa, zona seca y árida que carece de acueducto, el suministro de medicinas a los enfermos de toda la región, ayudas económicas directas, pequeñas obras de recreación y equipos deportivos, entre otros. Estas obras de bien social le merecieron el reconocimiento de toda una región depauperada que en corto tiempo lo convirtieron en su líder.

Su creciente popularidad y la ausencia relativa de un candidato del PLD con probabilidades de ganar la Senaduría, por la provincia de Montecristi, son los elementos que motivan a Heinz a organizar el Movimiento Tricolor y postularse como candidato a la senaduría, en el 2001, con el apoyo del PLD como partido, aunque es justo reconocer que no toda la militancia compartía esa desición. Quizás fue celo, entre los viejos militantes del Partido de la Liberación Dominicana, al entender que esa posición le correspondía a un miembro de larga data en el partido y no a Vieluf que era un recién llegado a la organización.

De todas maneras su nominación, a corto tiempo para la consulta electoral, no permitió completar el trabajo político para salir victorioso en las elecciones del 2002. Sin embargo, aunque su primer intento fue fallido, dada su gran popularidad los pobladores de la provincia lo llamaban “el senador legitimo”.
El Presidente Leonel Fernández, en su segundo mandato, lo nombra Secretario de Estado sin Cartera en el 2004. Desde esa posición continuó al servicio de los necesitados, tratando de buscar solución a los problemas de la provincia.

En las elecciones internas del partido del 2005 para la selección de los miembros del Comité Central del PLD, Heinz pasa a ser miembro de este comité, siendo uno de los más votados para dicha posición.

Para las elecciones congrecionales del 2006, el movimiento Tricolor juega un papel muy importante en el aspecto político. Ahora la historia fue diferente. La popularidad y el carisma de Heinz Vieluf no pudieron ser igualadas y le mereció la nominación indiscutida a la senaduría por el PLD.

El 16 de mayo del 2006, resultó electo senador, por la provincia de Montecristi, de forma clara y sin lugar a dudas, obteniendo algo más de 25,000 votos sobre el contrincante más cercano.

Esa es la historia. Otra vez se demuestra que el trabajo honrado, la perseverancia, hacer el bien, compartir con los demás, la sensibilidad humana y el compromiso con un pueblo son elementos indispensable para triunfar. En otras palabras, Heinz Vieluf es un triunfador, por eso la comunidad dominicana de New York y los habitantes de la provincia de Montecristi, tienen cifradas sus esperanzas en el hombre que se distingue no por sus promesas sino por sus hechos.

Volver

Congreso Nacional, 1er. Piso, Centro de los Héroes, Distrito Nacional, República Dominicana.
Teléfono:  809-532-5561, Fax:  809-535-1482

© 2006, Senado de la República Dominicana. Todos los derechos reservados.